9
Mar

Con clase magistral de egresado Marcelo Navarro, dueño de Laboratorio Garden House, Facultad recibe a los mechones 2018

 

En un aula repleta de nuevos estudiantes que ingresan a las cuatro carreras de la Facultad, se dio inicio al año académico 2018. Más de 300 estudiantes, 159 de Química y Farmacia; 56 de Bioquímica; 43 de Química y 49 de Ingeniería en Alimentos, respectivamente, fueron recibidos por las distintas unidades, entre ellas, la Escuela de Pregrado, Dirección de Asuntos Estudiantiles y Secretaría de Estudios, Biblioteca, así como las Jefaturas de cada una de las carreras, que les dieron a conocer las principales tareas y normas que les corresponderán como alumnos de esta Facultad.

Del mismo modo, tuvieron la oportunidad de escuchar el interesante testimonio como estudiante y luego como exitoso empresario, del egresado Marcelo Navarro Pérez, dueño del Laboratorio Garden House, laboratorio farmacéutico transnacional que está presente en todos los mercados relevantes del continente americano, especialmente su producto Ciruelax.

Presidió la ceremonia, el Decano, Profesor Arturo Squella Serrano y lo acompañaron en la mesa de honor, el Vicedecano Profesor Javier Puente Piccardo y la Directora de la Escuela de Pregrado, Profesora Soledad Bollo Dragnic.

En la ocasión se saludó muy especialmente a todas las Mujeres presentes en el Aula, académicas, funcionarias y estudiantes, en la Conmemoración del Día Internacional de la Mujer.

“Vibren con su ingreso a la Universidad”

El Decano Squella inició sus palabras deseándoles “mucho éxito a nombre de todos los miembros de la Facultad de Ciencias Químicas y Farmacéuticas de la Universidad de Chile quienes los recibimos con los brazos abiertos y con la esperanza que sean nuestro relevo en el futuro”.  Haciendo una referencia al origen de cada una de las carreras, dijo que “se ha construido (…) una Facultad con identidad propia, donde su quehacer se nutre de la Química como ciencia madre, para contribuir al desarrollo del país, a través de las actividades de enseñanza superior e investigación en los ámbitos, farmacéuticos, bioquímicos, químicos y de los alimentos”.

El profesor Squella los instó a ser estudiantes comprometidos, “atendiendo a que en este ciclo de enseñanza ustedes son los totales responsables de su futuro; es acá donde el control de las libertades que tendrán, será la base de un camino marcado por los buenos resultados. Honren debidamente el encontrarse estudiando en nuestra Universidad, que es una casa de estudios superiores que ha colaborado con la construcción de Chile y le pertenece a todos los chilenos; sean dignos herederos de aquellos próceres que han marcado el pasado y presente de nuestra nación y que en alguna oportunidad también estuvieron en su primer día de Universidad, pensando en sueños similares al de la mayoría de ustedes en este salón”.

Continuando con su discurso, el Decano Squella los invitó a “vibrar con su ingreso a la Universidad. Pregunten, indaguen, experimenten, aprendan y trabajen; saquen el mayor de los provechos a sus profesores, quienes siempre estarán dispuestos a guiarlos, bajo los estándares de exigencia y calidad que nos caracterizan. Participen de las actividades estudiantiles, siempre con responsabilidad y mesura, relevando su rol de estudiante y agentes transformadores de una sociedad que los espera, para que como futuros egresados dejen en lo más alto el nombre de nuestra Universidad y nuestra querida Facultad”.  

Finalmente les hizo la siguiente invitación:

“Al iniciar este año académico los invito a:

“Tener propósitos claros”.

“Ser disciplinados”.

“No perder la confianza en Ustedes mismos”.

“Levantarse cada mañana con el convencimiento que tienen el potencial para hacer algo extraordinario”.

“No dejarse abatir por los obstáculos”.

“Ser Tolerantes. Hagan realidad la legitimidad del desacuerdo”.

Discurso del Decano, Profesor Arturo Squella

 

Marcelo Navarro: “yo fui una un alumno de la media, como ustedes, por lo cual mi experiencia les puede servir desde esa perspectiva”

El egresado de la carrera de Ingeniería en Alimentos, Marcelo Navarro, dio una clase magistral donde dio a conocer en forma amena y motivadora su experiencia como alumno y actualmente como exitoso empresario. Dando a conocer el por qué quiso estudiar esta carrera, su principal mensaje fue hacerles ver que él, siendo un alumno promedio y habiéndose esforzado mucho, ha podido consolidar una importante compañía farmacéutica gracias al conocimiento y a los buenos profesores que tuvo en la Facultad.

“Las herramientas que les van a dar en la Facultad, los conocimientos que recibirán, es algo que nadie los va a aprender en el día de mañana”. Explicó que si bien ha tenido que aprender de varias disciplinas para dirigir su empresa, como ingeniería comercial o derecho, “ninguno de ellos sabe el lenguaje, lo que hay que aprender de la ciencia que les da esta Facultad, les da unas herramientas que sólo ustedes van a tener”, dijo. Eso les da una tremenda fortaleza para poder desempeñarse en distintas labores, señaló Navarro.

En forma muy sincera, lo cual sacó más de una risa entre los asistentes, Navarro señaló que si bien provenía de un colegio en el cual era alumno destacado, reprobó ramos y sintió el alto nivel de exigencia de los profesores. Recordó: “en la primera prueba de matemáticas y luego de haber estudiado como nunca en mi vida”-señaló-“me saqué un 1,7; es fuerte porque hay un esfuerzo grande, y uno se cuestiona…es una carrera muy exigente”, expresó.

Añadió: “yo me demoré en sacar la carrera casi 8 años, siete años y medio, y la malla decía que duraba 5 (años)”, añadiendo que es difícil que eso ocurra “cuando las exigencias acá son muy altas”. Indicó que estuvieron de echarlo pues reprobó siete ramos, entre los cuales estuvieron los tres cursos de matemáticas,  empírica analítica (que calificó como uno de los ramos preciosos de la carrera), inorgánica 1 y 2. “Lo que me he enterado es que al parecer eso no ha cambiado mucho”, dijo Navarro, lo cual provocó nuevamente la risa de todos los asistentes.

“El mensaje que les quiero transmitir es que yo fui una un alumno de la media, como ustedes, por lo cual mi experiencia les puede servir desde esa perspectiva”.

Del mismo modo, hizo ver que desde el emprendimiento los nuevos alumnos podrían tener excelentes perspectivas y lograr los mejores amigos, “de esos que duran toda la vida”, indicó nuestro egresado Marcelo Navarro. Y en relación a los profesores, mencionó que “soy un agradecido de Dios y de los profesores que me han formado porque todo lo que he podido lograr ha sido gracias a mi esfuerzo pero también a la conducción de los profesores de esta Escuela”.

Posteriormente Navarro dio a conocer de qué manera llegó a construir junto a su esposa, Isabel Mery, a la edad de 28 años y con un monto cercano al $1.200.000.(monto aproximado de lo que sería hoy)-esta empresa, la que hoy tiene a su producto estrella, Ciruelax, como el único medicamento chileno y latinoamericano presente en todo Estados Unidos.

Para mayores detalles de lo que dijo Marcelo Navarro escuche este audio.

 

 

 

Dirección de Extensión y Comunicaciones. Marzo 9 de 2018.

 

 

Comentarios

Share This: