26
Mar

Decano Squella envía Mensaje a la comunidad ante Covid 19

Estimada comunidad:

Adjuntos Mensaje de nuestro Decano, Prof. Arturo Squella, en relación al trabajado mancomunado y unido de nuestra Facultad frente a pandemia Covid 19:

Cambio de paradigma, un desafío para todos

Estimadas y estimados,

La capacidad de adaptación a los cambios es una de las principales fortalezas del ser humano. Con ella hemos podido superar un sinfín de desafíos, los que nos han hecho progresar y tener mejor calidad de vida, siempre desde la perspectiva del desarrollo social y enfrentando aquellos desafíos en comunidad.

Hoy como humanidad nos enfrentamos a la pandemia por Covid19, situación que nos afecta directamente como comunidad universitaria. Días pasados y presentes han estado marcados por el cambio obligatorio de nuestras rutinas, lo que sin duda genera un escenario de estrés, ansiedad y, en algunos casos, desesperación. No obstante, unidos nos mantenemos firmes afrontando este escenario de cambios vertiginosos, los cuales también encierran una serie de cambios de paradigmas.

Esta comunidad universitaria ha vivido situaciones de alta complejidad y tensión local, saliendo adelante unidad, sin mezquindades y priorizando el interés general por sobre el particular. A modo personal, no puedo dejar de recordar aquel día jueves 2 de julio de 1992 cuando un voraz incendio arrasó con el inmueble ubicado en la antigua calle Olivos # 1007, situación que nos conmovió y modificó la forma de hacer las cosas desde lo más profundo. Nuestra casa se quemó y, a pesar de todo pronostico, no nos quedamos en la calle; seguimos trabajando con el apoyo de muchas personas e instituciones, pero siempre unidos como comunidad a pesar de la separación física que sufrimos por años. Sin internet, sin dispositivos electrónicos, sin U-Cursos, sin Zoom, entre otras tantas herramientas, avanzamos decididamente con la finalización del año académico y la continuidad de nuestras investigaciones.

Dicho ejemplo que evoca la memoria de muchos, fue un desafío que hoy volvemos a enfrentar como comunidad, pero ahora también como universidad, país y humanidad. Así las cosas, muchas verdades que dábamos por sabidas hoy entran en reflexión por la situación de incertidumbre y temor que vivimos. Pero ese temor no nos puede paralizar, es por aquello que el primer llamado que hago es a respetar estrictamente las medidas sanitarias que determina el gobierno soberano del país, relevando en lo particular la acción de “quedarse en casa”.

Debemos cuidarnos y mantenernos conectados, para lo cual todos los canales que la Facultad y la Universidad dispone a nivel de comunicación, se encuentran abiertos y trabajando para la comunidad; aquellos servicios de atención para estudiantes, académicos y personal de colaboración, están desde el inicio de la semana pasada trabajando a distancia o de manera remota, siguiendo las instrucciones impartidas por la Rectoría de la Universidad. Nuestro Campus se encuentra a buen recaudo, con la dotación de personal mínima en puntos críticos, a quienes por cierto hemos cuidado en todos los aspectos sanitarios, priorizando la salud de las personas por sobre todas las cosas.

Unido a todo lo expuesto, hemos acogido de manera responsable las instrucciones que se nos han dado a nivel de docencia, tanto en la Rectoría de la Universidad de Chile, como en la Vicerrectoría de Asuntos Académicos y el Departamento de Pregrado de la casa de estudios. Se ha trabajado de manera incansable para desarrollar actividades docentes “en línea” a través de la plataforma U-Cursos, utilizando Zoom. Hemos revisado un catastro de capacidades tecnológicas instaladas desde el Servicio Social, que en coordinación con la Dirección de la Escuela de Pregrado de la Facultad y los servicios centrales, nos permitirán dotar de internet por seis meses para estudiantes que no tienen dicha herramienta en su hogar, así como buscar alternativas de solución para aquellos que no tengan dispositivos que le permitan acceder a las plataformas educativas.

En el mismo orden de ideas, la Dirección de la Escuela de Pregrado en conjunto con la Dirección Académica, la UGAD y la profesional experta en didáctica y tecnologías de la información en la educación, están realizando un proceso general de capacitación al cuerpo docente, en el contexto de la emergencia que estamos viviendo. De esta forma vamos conociendo plataformas, adaptando metodologías y formas de trabajo, lo que ha sido sin duda para todos – y en lo particular para mi – un desafío de horas, pero que asumimos con la responsabilidad que nos asiste como miembros formadores de esta comunidad universitaria. Vaya desde ya el eterno agradecimiento al cuerpo académico de esta Facultad, que como siempre ha estado a la altura de los desafíos, con la fuerza, dedicación y flexibilidad que ameritan situaciones de crisis como las que vivimos. Igualmente, agradezco la disposición y entrega de los funcionarios de colaboración, así como la comprensión y el compromiso de nuestros estudiantes.

Aseguraremos la calidad de la formación en las medidas de las circunstancias extremas que vivimos, situación que hoy es una realidad mundial. Seremos flexibles y comprensivos, adaptaremos las formas y buscaremos soluciones a los problemas que se nos vayan presentado. Tenemos experiencia en estas situaciones, la usaremos y buscaremos mejorar. Pedimos por cierto la indulgencia ante cualquier error, pero tengan la certeza que se encuentra en la voluntad de todos hacer de esta experiencia lo mejor que se pueda.

Por otra parte, creo relevante incentivar nuestro rol de actores colaboradores desde nuestras disciplinas en la orientación de salud a la sociedad, respecto a la pandemia por Covid19. Somos una Facultad que cultiva el conocimiento en el área de la salud, siendo hoy voces autorizadas en las consultas sobre estas materias.

En tiempos de “fake news” la ciencia habla con evidencia, lo que nos permite ayudar a nuestra sociedad. Los invito a participar del debate público en estas materias, sabiendo que la voz responsable del cuerpo académico es una ayuda desde el mundo de los saberes que cultivamos, para derrotar esta pandemia.

Lo más importante son las personas. Debemos cuidar la salud de nuestra comunidad, tanto física como mental, por lo que reitero la invitación a mantenernos conectados y unidos, respetando las medidas que establece la autoridad sanitaria, la Rectoría de la Universidad y el Decanato de la Facultad. Hoy más que nunca debemos cuidarnos entre todos.

Se nos quiebran verdades, formas de vida, estudio y trabajo. Estamos obligados a modificar conductas, en circunstancias de estrés y conmoción. Cambiar paradigmas es un desafío, juntos lo logramos…

Gracias a todas y todos por su compromiso,

Prof. Dr. Arturo Squella Serrano

Decano

Santiago – CHILE; marzo 26, 2020.-

Share This: