15
Mar

Investigadora del Laboratorio de Bioquímica, Hilda Alfaro, cuenta su experiencia de aprendizaje en la técnica de nanodisco en la Universidad de Gronigen, Holanda

 

 

A fines del 2017, la investigadora del Laboratorio de Bioquímica, Hilda Alfaro-Valdés viajó a la Universidad holandesa de Groningen para trabajar en investigación experimental con el profesor Dr. Arnold Driessen, profesor de microbiología molecular de esa universidad. En la oportunidad, fue a aprender la técnica de nanodisco, como una alternativa para poder seguir con los experimentos de Pinzas Ópticas que tiene en su laboratorio el profesor Christian Wilson.

Según ella misma cuenta “las pinzas ópticas, es un instrumento que sirve para medir fuerzas. En nuestro laboratorio son usadas para poder determinar las fuerzas que podría estar generando una proteína llamada BiP, que se encuentra involucrada en el proceso de translocación post-traduccional de proteínas”. Cuenta que “el detergente que es usado para mantener el canal por el cual pasa la proteína (complejo sec61) genera micelas, lo cual interrumpe la medición. Los nanodiscos serían entonces una alternativa para poder mantener el complejo sec61 estable en el nanodisco sin el uso del detergente y así poder seguir con los experimentos en pinzas ópticas”.

El profesor Driessen no es desconocido para nuestra Facultad. Ha sido profesor visitante del Departamento de Bioquímica y Biología Molecular en varias ocasiones, siendo su última visita en septiembre del año pasado 2017, ocasión en la cual dictó la conferencia “Dynamics of membrane localization of the protein translocation motor SecA in E. coli”, entre otras actividades. En esa oportunidad, a Hilda le correspondió presentar al profesor Driessen.

Hilda Alfaro Valdés, de 31 años y oriunda de Iquique, ingeniero en biotecnología de la Universidad Arturo Prat, llegó a trabajar hace un tiempo con el profesor Christian Wilson para ayudar en el laboratorio en la parte técnica, dado su conocimiento en técnicas moleculares. Debido a que según ella misma señala, siempre le gustó la investigación, el profesor Wilson la integró a uno de los proyectos, del cual la dejó a cargo y para el cual está desarrollando su tesis del Magister en Bioquímica, que está cursando en nuestra Facultad. Este pretende poder determinar el mecanismo mecanoquímico de BiP que está involucrado en la pos producción de proteína.

Hilda anteriormente había realizado su práctica de ingeniero en biotecnología con el profesor Alfonso Paredes y luego hizo su tesis de esa carrera en la Facultad de Medicina en hipertrofia cardiaca. Fue en esa instancia que aprendió sobre técnicas moleculares.

De su experiencia en la destacada universidad holandesa destaca que todo el aprendizaje fue en inglés. “Todos los pasantes venían de países distintos, el inglés del holandés era difícil de entender pero logré hacerme entender y conocí a una chica mexicana que me ayudó”. Agrega que presentó en inglés también sus resultados y tuvo la posibilidad de mostrar nuestro país y sus lugares, especialmente Iquique, su ciudad natal. “Ellos quedaron muy impresionados pues varios no conocían Chile”, indicó.

Algunos de los aspectos que la investigadora resaltó de la cultura universitaria de la Universidad de Groningen es la dedicación exclusiva. “Allá si estás en el doctorado haces sólo eso, o sólo investigas, eres contratada para eso. Acá hacemos de todo”, explicó. Del mismo modo, destacó que “son super eficientes pues trabajan de 9 a 5”.

En relación a la forma de vida, le llamó la atención que todos andaban en bicicleta así como que no se vieran casas más grandes sino más bien todas iguales. “Es por eso que es fácil perderse”, acotó Hilda. “Me gustó harto que sea una sociedad ordenada, la gente es muy respetuosa”, comentó entusiasmada.

 

Dirección de Extensión y Comunicaciones. Marzo 15 de 2018.

Comentarios

Share This: