23
Abr

Información a la Comunidad de la Facultad

Estimados miembros de la comunidad:
Como es de conocimiento de todos Ustedes, en la noche del día miércoles 11 de abril se dio inicio a una toma de nuestra Facultad por el movimiento feminista, motivada por la dilación en la resolución de investigaciones sumarias y sumarios administrativos que se han iniciado contra académicos, por supuestas acciones de acoso sexual y conductas sexistas y el deseo del movimiento por suspender de las actividades docentes a dichos profesores.

A continuación resumimos hechos y acciones relacionadas con esta Toma:

1.     De distintos canales se recibieron denuncias por acoso sexual y conductas sexistas contra los profesores Pedro Aguirre, Claudio Telha, Julio de la Fuente y Orlando Campos, en los meses de mayo / junio de 2018. Las denuncias en cuestión se acompañaron con un listado de denunciantes y testigos, con el siguiente detalle:

Nro. de denunciantes por académico (con firma) en calidad de afectados

 i.         Prof. Julio de la Fuente: 11 denuncias.

 ii.         Prof. Claudio Telha: 6 denuncias.

iii.         Prof. Orlando Campos: 9 denuncias.

iv.         Prof. Pedro Aguirre: 13 denuncias. 

 Nro. de estudiantes denunciantes en calidad de víctimas y testigos (sin firma y con identificación vía e-mail)

 i.         Prof. Julio de la Fuente: 15 testigos y 4 víctimas.

 ii.         Prof. Claudio Telha: 6 testigos y 5 víctimas.  

iii.         Prof. Orlando Campos: 15 testigos y 13 víctimas.

 iv.         Prof. Pedro Aguirre: 38 testigos y 10 víctimas.

2.     Bajo esta circunstancia el decano inició una inmediata investigación sumaria para investigar los hechos denunciados y establecer responsabilidades administrativas, contra los cuatro académicos individualizados, en el mismo mes de junio de 2018. En estas investigaciones se designó a dos fiscales del “Registro de fiscales y actuarios en materia de acoso sexual, laboral y discriminación arbitraria”, una con dos casos, y a un abogado de nivel directivo.

3.     Los fiscales iniciaron investigación, nombrando en cada caso actuarios de la Facultad, quienes han colaborado con las diligencias correspondientes, según se establece en el Estatuto Administrativo.

4.     En el mes de julio de 2018, en la investigación relacionada con el Prof. De la Fuente se solicitó elevar la investigación sumaria a sumario administrativo, procediendo inmediatamente en consecuencia el decano.

5.     En el mes de agosto de 2018, en una de las investigaciones relacionada con el Prof. Aguirre se solicitó elevar la investigación sumaria a, sumario administrativo, procediendo inmediatamente en consecuencia el decano.

6.     En el mes de octubre de 2018, se remitió la vista o informe del fiscal del caso del Prof. De la Fuente, observándose problemas de forma y fondo en la investigación por inobservancias, lo que obligó a ordenar la reapertura de la investigación y designar un nuevo fiscal abogado de nivel directivo.

7.     Dadas las dilaciones, desde el mes de agosto de 2018 el decano, su jefe de gabinete y su secretaria expusieron los retrasos a cada fiscal, junto con los actuarios designados, de manera telefónica y personal.

8.     En noviembre de 2018, se enviaron sendas cartas a los fiscales solicitando observar los plazos y expresando la preocupación de la autoridad por estos motivos.

9.     En diciembre de 2018, el Consejo Universitario crea la Unidad de Investigaciones Especializadas en Acoso Sexual, Acoso Laboral y Discriminación Arbitraria de la Dirección Jurídica de la Universidad de Chile, lo cual se materializa por acto administrativo del mes de enero de 2019, con proceso de selección de las fiscales en marzo de 2019, nombradas a partir del 10 de abril de 2019.

En este sentido, el decano reiteró en repetidas ocasiones a la autoridad del Sr. Rector, el Sr. Director Jurídico y la Sra. Directora de Igualdad, la necesidad de acelerar la puesta en marcha de la unidad especializada antes señalada.

10.  En marzo de 2019, el decano reitera a una de las fiscales observar los tiempos, expresando su más profunda preocupación.

A modo de consideración, es importante recordar que los fiscales no han tenido dedicación exclusiva al caso. Uno de ellos tomó un permiso sin goce remuneraciones a partir del 01 de marzo de 2019, otra estuvo con una licencia médica extensa y la otra con compromisos académicos fuera del país.

11.  Una vez nombradas las fiscales de la Unidad de Investigaciones Especializadas en Acoso Sexual, Acoso Laboral y Discriminación Arbitraria de la Dirección Jurídica de la Universidad de Chile, con fecha de 11 de abril de 2019, a un día de asumir, el decano traslada los cuatro casos a las especialistas según había expresado en intención desde diciembre de 2018. 

12. Luego de ocurrida la Toma de las instalaciones de la Facultad de Ciencias Químicas y Farmacéuticas, el decano envió como sus representantes a la Prof. Olosmira Correa, Directora de Asuntos Estudiantiles y al Prof. Dante Miranda Director de Extensión y Comunicaciones. Dichos académicos les representaron a las dirigentes feministas que en esta etapa de la investigación sumaria, el decano no tiene atribuciones para suspender de sus actividades docentes a los profesores sumariados y, que solo los fiscales encargados tienen atribuciones legales para eventualmente hacerlo. Además, se les reiteró la disposición de garantizar la separación de actividades docentes a denunciantes y afectados y a todo aquel estudiante que así lo solicitara. Esto fue rechazado por las dirigentes en Toma.

A esta reunión, se sumaron más tarde el Director Jurídico Sr. Fernando Molina y la Directora de Igualdad de Género Sra. Carmen Andrade junto a las recientemente nombradas nuevas Fiscales, quienes les reiteraron a las dirigentes, que en la situación actual el decano no tiene atribuciones para suspender de actividades docentes a los profesores en cuestión y las Fiscales les garantizaron una tramitación expedita de las investigaciones sumarias.  

13. Posteriormente, el día viernes en la tarde, se reunieron con los dirigentes en toma y asamblea, el Prorector, Decano Arturo Squella, Carmen Andrade, Fernando Molina y Daniel Burgos, quienes les reiteraron a las estudiantes que la dilación en las investigaciones se debieron a la complejidad de los casos, la gran cantidad de denunciantes y testigos, la recargada agenda de fiscales, algunas inobservancias administrativas de investigadores, entre otros factores. De esta manera, las autoridades agregaron, que estaban seguros que, dado que el decano traspasó los casos en cuestionamiento a la recién creada Unidad de Investigaciones Especializadas en Acoso Sexual, Acoso Laboral y Discriminación Arbitraria de la Dirección Jurídica de la Universidad de Chile, cuyas fiscales darán la máxima prioridad a estas investigaciones, finalmente estos sumarios administrativos acabarían muy pronto.

14. El lunes 15 de abril, en el salón Valentín Letelier de la Casa Central, se reunieron representantes académicos, de los funcionarios, senadores universitarios y autoridades de la unidad académica para analizar la situación producida producto de la Toma. Luego, de un prolongado análisis, las autoridades acordaron rechazar la Toma de la Facultad y señalar que como académicos de esta Universidad no nos cabe otra posición que garantizar el respeto al debido proceso, acto mediante el cual, respetamos los derechos tanto, de denunciantes y denunciados y, en consecuencia, esperar los correspondientes fallos de las fiscales.

Esta decisión se les comunicó a las dirigentes estudiantiles ese mismo día lunes en la tarde.

15. Con fecha de 16 de abril se realizó el Consejo Universitario de la Universidad de Chile, oportunidad en la cual la presidenta de la FECh tomó la palabra, con relación a la movilización que se desarrollaba en la Facultad. De esta manera, la Presidenta de la FECh expuso el punto en la instancia colegiada, indicando una potencial negligencia de las autoridades del organismo universitario, por  no haber desarrollado una suspensión de las actividades docentes de los académicos que están sometidos a investigación.

En la oportunidad, el rector de la Universidad de Chile defendió lo realizado por este decano, en el sentido de ser un factor activo en la decisión de poner cuanto antes en marcha la unidad especializada de investigación de estos casos, donde se han trasladado los sumarios correspondientes. Se enfatiza, que cualquier medida que se realice y esté fuera de la normativa, podría generar acciones judiciales.

16. El 17 de abril de 2019, representantes de la movilización acudieron a reunión en Casa Central con el rector de la Universidad de Chile y su jefa de gabinete. En esta ocasión, las estudiantes expusieron sobre su demanda de separación de la función académica docente de los profesores denunciados, la capacitación en el protocolo a las autoridades y comunidad universitaria, así como la pro-actividad de la autoridad en la adopción de medidas que conlleven evitar el contacto entre denunciantes y denunciados.

Es importante indicar que en dicha reunión jamás el rector de la Universidad de Chile se retractó de su apoyo a la gestión del decano de la Facultad, en cambio, sí se mostró receptivo a las ideas y propuestas para mejorar la forma en que la casa de estudios enfrenta este tipo de problemáticas.

De hecho, es de público conocimiento que el actual protocolo de actuación respecto a denuncias por acoso sexual, acoso laboral, conductas sexistas y discriminación arbitraria, se encuentra en proceso de modificación, exponiéndose una nueva redacción que entrega mayores atribuciones al jefe de servicio y herramientas para establecer medidas administrativas o de flexibilidad.

17. Con fecha de 18 de abril, el director económico y administrativo se reunió con las estudiantes movilizadas, para resolver algunas temáticas de carácter operativo, llegando a acuerdo. A pesar de aquello, las estudiantes movilizadas hicieron ocupación de las instalaciones de los edificios Luis Núñez y Luis Ceruti. Frente a esta situación, el decano informó en lo inmediato al rector, quien a su vez solicitó al director jurídico y a la directora de la igualdad de género, desarrollar las gestiones para permitir retomar el control de los edificios de la Facultad a la empresa de seguridad; en las negociaciones participó el director económico y administrativo y la directora de asuntos estudiantiles de la Facultad.

Luego de las conversaciones, se acordó que la empresa de guardias retomara el control de las instalaciones, habida consideración de los riesgos de mantener sin control de la Facultad los edificios indicados.

18. Hoy, lunes 22 de abril, en el salón Valentín Letelier de la Casa Central, nuevamente se reunieron representantes académicos, de los funcionarios, senadores universitarios y autoridades de la unidad académica. Además de informar de las gestiones que se han realizado por las autoridades, se informó que en una de las investigaciones la fiscal a cargo tomó una cautelar de suspensión de funciones de uno de los académicos denunciado.

Asimismo, se refrendó la idea central de respetar la institucionalidad vigente en este tipo de procesos, con resguardo al debido proceso. Las autoridades destacan, que aun entendiendo la causa que anima a las estudiantes, no podemos transformarnos en jueces y vulnerar el debido proceso.

22 DE ABRIL DE 2019

DIRECCION DE EXTENSION Y COMUNICACIONES

Comentarios

Share This: